Baragaño Fernández, Francisco

Tuilla › Langreo › Asturias

[EuroWeb Media]

Datos básicos

Clasificación: Reseñas históricas

Clase: Política y empresa

Tipo: Sindicalistas

Comunidad autónoma: Principado de Asturias

Provincia: Asturias

Municipio: Langreo

Parroquia: Tuilla

Entidad: Tuilla

Comarca: Comarca del Valle del Nalón

Zona: Centro de Asturias

Situación: Montaña de Asturias

Código postal: 33935

Cómo llegar: Baragaño Fernández, Francisco

Dirección digital: 8CMP89H4+7M

 

Baragaño Fernández, Francisco

Nota: No disponemos de foto y mostramos un detalle del mapa de la zona. Si observa algún error en el contenido, agradecemos use el formulario que hay a pie de página.

Descripción:

Breve relato de una vida sindical

Fuente: Francisco Baragaño

  • Fecha: 27 de agosto de 2012

El asturiano Francisco Baragaño Fernández, destacado dirigente de USO (Unión Sindical Obrera), nació el 10 de agosto de 1949, en Tuilla, localidad del concejo o municipio de Langreo. Su padre, minero (trabajaba en el Campanal), tuvo que emigrar a Alemania y él le acompañó un año.

Estudió hasta 3º en Tuilla, en la escuela de Florentino, y más tarde acabó el bachiller en el Corazón de María, de Gijón (ciudad costera asturiana), donde estuvo interno cuando sus padres emigraron a Alemania.

Después de trabajar en diferentes sitios, entró en UNINSA.

Llegó al sindicalismo a finales de 1973. No tenía ni idea de lo que era la pelea diaria de los trabajadores para mejorar sus condiciones laborales. Pero tuvo la fortuna de que cuando entró a trabajar en UNINSA (después, ENSIDESA y ahora ARCELOR) fue a parar a un taller lleno de militantes de la USO, amigos más tarde, como Falín, Fermín, Hortal, Pepe «el Chulo», entre otros, que le empezaron a dar información laboral y sindical, le pusieron al corriente de las reivindicaciones y propuestas de la USO, tanto a nivel de empresa como de lo que estaba sucediendo en España, y de la lucha por las libertades. Le gustaron esas gentes, su valentía para montar una asamblea encima de un bidón y arengar a los asistentes para activar la lucha, su compromiso en momentos duros (no olvidemos que había una dictadura y la persecución a los sindicalistas estaba en su apogeo), y por eso los admiraba. Fue entonces cuando les preguntó qué tenía que hacer para afiliarse y colaborar con ellos. Le tuvieron en compás de espera un tiempo y a finales de 1974 empezaron a confiar en él y le permitieron afiliarse, después de haberle facilitado una Carta Fundacional que le enganchó y que sigue tan vigente como entonces.

Sus primeros cometidos fueron hacer pegadas, colocar y repartir octavillas, para más adelante pasar a cobrar los sellos (cuota) de los afiliados del taller, poder asistir a asambleas —que se realizaban medio clandestinamente—, participar en movilizaciones etc. En eso estaban cuando, en una asamblea multitudinaria celebrada en la Casa Sindical en abril de 1977, José María Zufiaur, por aquel entonces Secretario General de la USO, manifiestó, ante los rumores de una posible integración con la UGT (Unión General de Trabajadores), que la USO es para la UGT lo mismo que una fabada para un bebé, dando a entender que eso no era posible; sin embargo, pasados unos meses, se produce el sorprendente paso de este compañero y de más de un 60% de la organización hacia la UGT. En Asturias, militantes históricos y algunos fundadores del sindicato (Severino Arias, Eleuterio Bayón y otros) se integraron en la UGT, dejando la organización en cuadro, y es ahí cuando Manolo Zaguirre se presentó en Asturias defendiendo la opción de seguir como USO y enfrentándose a todos los escisionistas. Baragaño nunca olvidaría aquella asamblea y la fuerza que Manolo les inculcó a quienes creían que el sindicalismo era y debería ser independiente y autónomo, pues, de lo contrario, sería «amarillismo» (aquel día se hizo zaguirrista y así continuó).

La USO de Asturias se reorganizó, se eligió una nueva Ejecutiva Regional, donde salió elegido secretario Manuel Alonso, quien, dos años después, propició otra escisión, en este caso hacia CC OO, dejando nuevamente la organización al borde de la desaparición, pues una gran parte de la militancia de la USO a nivel de España dio el salto hacia el otro sindicato; los que se fueron eran los autogestionarios, que iban hacer la autogestión a CC OO, cosa que no sucedió, siendo marginados en su mayoría dos años después. Y ahí volvió a surgir la figura de Zaguirre, quien en unas rondas de entrevistas con los militantes que todavía existían en Asturias, y después de haberse reunido con los más históricos y que éstos no decidieran asumir las riendas del sindicato, se reunió con cinco compañeros militantes, pero con escaso poder de representación, y planteó en dicha reunión una pregunta que nunca se le olvidaría a Baragaño: «Vd., que tanto quiere a la USO, ¿está dispuesto a hacerse cargo de la misma sin ninguna condición para volver a relanzarla?», y los cinco, mirándose, respondieron… sí. Estos compañeros eran Ángel Suárez, Charo López, J. A. Candanedo, Alfredo «el Chamota» y Francisco Baragaño.

Ahí empezó un nuevo y más amplio compromiso con la organización, partiendo de unos restos de afiliación que no llegaban a los 700, con deudas de todo tipo que los anteriores dirigentes escisionistas habían dejado: más de 3 millones con la Seguridad Social, pues muchos eran liberados contratados por el sindicato, 12 millones con los bancos por compra de locales, otras cantidades de rentas sin pagar, así como salarios que se adeudaban. Éste fue el panorama con el que se encontraron aquellos cinco compañeros y que «los ugetistas y los autogestionarios de comisiones» les dejaron; «aun hoy día sigo pensando cómo pudimos afrontar aquel reto, seguramente porque éramos jóvenes y creíamos en la autonomía sindical» (F. Baragaño). El caso es que en esas estaban y que sin la ayuda confederal nunca lo habrían logrado.

Esta situación no era exclusiva de la USO de Asturias, toda la USO Confederal estaba en situación similar, pero, según nuestro biografiado, los pasos que se dieron en aquel momento, aunque costaron, les permitieron llegar al siglo XXI en la posición inmejorable que tiene el sindicato en la actualidad.

En Asturias iniciaron una recuperación lenta, pero sin pausa, siempre dando pasos hacia adelante y no retrocediendo nunca. La recuperación de militantes históricos como Falín, Pandiella, Dimas, Iglesias, Hevia Carriles, Miranda, Octavio, entre otros, sentaron las bases de un III Congreso Regional celebrado en 1983, en cuya nueva Ejecutiva estaban cuatro de los cinco miembros de la Gestora, con Rafael Marcos, «Falín», a la cabeza y Baragaño entre ellos. El Programa de Acción emanado de dicho Congreso propició el asentamiento del sindicato.

La acción sindical de USO durante esos años, coincidiendo con procesos de crisis económica, fue la de la lucha permanente, con manifestaciones, huelgas, encierros y un largo etcétera de acciones, en muchos casos con CC OO, UGT, CNT (Confederación Nacional de Trabajadores) y otros sindicatos menores, pero también en otros sólo como USO, reclamando patrimonio sindical, o bien contra el canon obligatorio que los otros sindicatos querían imponer a todos los trabajadores, haciendo casi la sindicalización obligatoria, saliendo a la calle también todos los primeros de Mayo y siempre propiciando la unidad sindical, como la Carta Fundacional del sindicato la entiende y la ratifica.

Pasaron los años y en 1991 Baragañó sustituyó a Falín en la Secretaría General, siendo reelegido en los diferentes y sucesivos congresos.

Sobre el Concejo de Langreo

Langreo está situado en el centro de Asturias, formando parte del valle del Nalón o también conocido como el valle de Langreo. Tiene una extensión de 82,46 kilómetros cuadrados y está limitado al norte por Siero y Noreña, al oeste con Oviedo, al sur está rodeado por Mieres y al este con San Martín del Rey Aurelio, con quien estuvo unido hasta 1837.

Colabora con nosotros

Notificar error | Sube tu información | Ayúdanos a mejorar

Medio ambiente

Contribuimos a reducir la huella de carbono | Ayúdanos a cuidar de Asturias

Referencia

C3SYATQ 104CT43 4602N3B 0X14DB8

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

© 2021 EuroWeb Media, SL

 



Dónde comer Dónde dormir Etnografía Eventos Patrimonio cultural Patrimonio natural Info práctica Turismo activo Reseñas Favoritos Buscar Altas